El blog de Juan Pedro Cabrera

La evolución del canvas (o lienzo) para describir modelos de negocio

Han pasado ya unos años desde que Alexander Osterwalder e Yves Pigneur desarrollaron el canvas como herramienta para describir modelos de negocio. Dicha herramienta supuso un antes y un después a la hora de describir, prototipar y generar nuevos modelos de negocio ya que era una herramienta visual, fácilmente descriptiva y de muy fácil uso incluso para personas no especializadas en el mundo empresarial.

La herramienta es:

canvas

Como se puede comprobar en la imagen, el canvas describe visual y fácilmente cada una de las partes de la empresa. Está dividida en nueve módulos en los que se describe como la empresa crea, distribuye y capta valor. Los podemos agrupar en 4 grandes bloques del siguiente modo:

bloques canvas

Y de esta forma obtenemos una visión global de quienes son nuestros clientes, cómo accedemos a ellos, qué necesitamos para entregarles nuestra propuesta de valor así cómo cuales serán nuestras fuentes de ingresos y nuestros principales costes.

A modo de ejemplo podríamos ver el canvas de Nespresso:

canvas nespresso

Al ser una herramienta tan fácil de usar, es tremendamente útil para las nuevas empresas y startups ya que les permite validar su modelo de negocio antes de lanzarse definitivamente al mercado con algún nuevo producto/servicio que nadie vaya a comprar. La filosofía Lean Startup y el desarrollo de clientes proponen precisamente que usemos herramientas como ésta y que vayamos probando y validando todas nuestras hipótesis sobre el modelo de negocio. Y todas estas hipótesis se validan en la calle (no en la oficina) preguntando a los clientes. Si al salir y preguntar vemos que laguna de nuestras hipótesis no son validadas, entonces habría que cambiar nuestro modelo de negocio en alguno de los 9 segmentos y eso es lo que conocemos por pivotar. Así que podemos usar un canvas para hacer nuestro modelo de negocio, testar las hipótesis y validarlas o pivotar. Pero sobre todo este proceso hablaremos en un próximo post.

Posteriormente Osterwalder y Pigneur introdujeron una evolución en el Canvas para aumentar la información sobre la propuesta de valor adecuada a cada segmento de clientes del siguiente modo:

encaje propuesta valor segmentos mercados

Se amplía la mera descripción de la propuesta de valor (productos y/o servicios) a productos y/o servicios que también generan alegrías al cliente y le evitan “frustraciones”. Es precisamente esta parte “emocional” de la propuesta de valor la que hay que lograr que encaje con las alegrías que espera el cliente y que quite las frustraciones que tiene. Si logramos este encaje, ese cliente será fiel y la competencia no podrá quitárnoslo.

También sabemos de la importancia de la ecología y el medio ambiente en la actualidad por lo que muchos autores están haciendo evolucionar el Canvas tradicional de 9 segmentos a 11 segmentos. Los dos segmentos que añaden son los de beneficios medioambientales (jusot debajo del segmento de ingresos) y el de costes medioambientales (justo debajo del segmento estructura de costes).

Y por último, una nueva evolución es la que conocemos como el Lean Canvas que sirve precisamente como punto de partida para ir haciendo las validaciones y pruebas de nuestro modelo de negocio. Esta herramienta la creó Ash Maurya y sirve como tarjeta de pruebas del siguiente modo:

lean canvas

Veremos qué nos depara esta potente herramienta y cómo va a seguir evolucionando en un futuro próximo. Y vosotros, ¿qué creéis que le falta o echáis de menos en la herramienta?. ¿La usáis?. Espero que sí y que os animéis a usarla después de leer este post.

 

 

3 opiniones en “La evolución del canvas (o lienzo) para describir modelos de negocio

  1. Miguel Latorre

    Muchas gracias por compartir este post, Juan Pedro. Me sirve para refrescar y afianzar conceptos, y de nuevo queda patente la enorme utilidad que puede tener una descripción precisa del lienzo en la toma de decisiones de cualquier empresa, independientemente de su tamaño.
    !Me quedo esperando impaciente el siguiente post!

  2. Pingback: Uso del canvas para evolucionar tu empresa | El blog de Juan Pedro Cabrera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *