El blog de Juan Pedro Cabrera

Como aplicar la filosofía Lean Startup para crear tu empresa

La filosofía lean startup fue creada por Eric Ries y desarrollada en su famoso libro para emprendedores titulado The Lean Startup. Esta filosofía cambia completamente el paradigma de creación de empresas que pasaba por unos planes de negocio ampliamente desarrollados con una serie de hipótesis sobre ventas, ingresos, cashflow y otros que apenas sobrevivían al primer contacto con el cliente.

Todos aquellos que hayáis hecho alguna vez un plan de negocio habréis podido comprobar que casi nunca se cumple ninguna hipótesis, incluso en nuestros peores escenarios. El emprendedor tiende a ser optimista y siempre cree que va a vender mucho más de lo que luego sucede pero desarrolla un plan de negocios fantástico donde dice qué inversiones va a hacer y qué retorno van a tener. Por norma general se usa el plan de negocios para obtener financiación y el emprendedor se embarca en su aventura con todas las ganas e ilusión del mundo pero cuando ve que el plan de negocio no se cumple suele tener ya muchas inversiones hechas y volver atrás resulta cada vez más complicado. ¿Os suena?.

Precisamente, el método Lean Startup lo que propone es justo lo contrario. Diseñemos nuestro modelo de negocio (usando herramientas ágiles y versátiles como el canvas) y testémoslo antes de crear la empresa. Propone buscar los clientes y una vez validados, empezar a vender y después crear la empresa. Es justo al revés de lo que venimos haciendo.

Su filosofía consiste en:

filosofia lean startup

Es un ciclo iterativo de crear, medir y aprender hasta validar cada hipótesis pero sobre todo hace un especial hincapié en el desarrollo de clientes. Esta parte la han mejorado Steve Blanck y Bob Dorf con su espectacular Manual del Emprendedor en el que desarrollan ampliamente el concepto de desarrollo de clientes del siguiente modo:

validar pivotar

Primeros se buscan clientes para probar nuestra propuesta de valor y si somos capaces de resolver las tres preguntas que hemos de formularnos antes de embarcarnos en cualquier aventura empresarial:

-¿Es algo que los clientes quieren? (deben tener)

-¿Puede ser resuelto? (viable)

-¿Pueden pagar por esto?, y si no, ¿quién puede?

Una vez encontrados los primeros clientes habrá que validarlos, todo ello siguiendo el siguiente esquema:

ciclo aprendizaje desarrollo de clientes

Nunca dar una hipótesis por válida hasta ser testada con un experimento y validada por los clientes. El modelo de negocio se valida en la calle y nunca en la oficina así que no nos queda otra que estar desarrollando experimentos y probando constantemente.

Una vez validados los clientes, entonces comenzamos el proceso de creación (que como se ve en el gráfico anterior también es un proceso iterativo) y con esos clientes ya operativos es cuando creamos la empresa y no antes. Como se ve, es un proceso que va casi contra la lógica de lo establecido en el emprendimiento tradicional pero esta filosofía nos permite equivocarnos, equivocarnos mucho y rápido pero sobre todo equivocarnos barato y aprender de todas estas “equivocaciones”. Pongo equivocaciones entre comillas puesto que estas equivocaciones forman parte del proceso de aprendizaje de todo nuevo empresario. Y sirven para validar las hipótesis realizadas o bien para cambiarlas si no se validan (proceso de pivotaje).

Como resumen de toda esta filosofía y entrando en detalles me gusta mucho la visión que añade Bill Aulet en la disciplina de emprender donde automatiza todos estos pasos en el siguiente gráfico:

desarrollo empresa

¿A qué con todas estas herramientas os están entrando ganas de probar vuestra idea?. No es necesario una gran inversión para desarrollarla. Con el modelo de negocio claro y bien testado, se puede salir al mercado con un producto mínimo viable que ya irá desarrollándose. ¿Os animáis?

 

Nota: las imágenes (o adaptaciones) de este post son del libro The Lean Startup de Eric Ries y la disciplina de emprender de Bill Aulet. Os dejo los enlaces:

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *